Los techos verdes, aliados para mitigar inundaciones.

Estándar

El agua de lluvia que cae sobre las ciudades no tiene posibilidad de infiltrase, solo cae y escurre. Cuando las precipitaciones son altas y en períodos cortos de tiempo la consecuencia inevitable es la inundación.

Una de las opciones para disminuir estos problemas es la instalación de techos verdes sobre las terrazas de los edificios.

Los techos verdes son básicamente grandes macetas realizadas con un aislante sobre la losa, y luego se suman capas de piedra partida, arcilla expandente para retener la humedad, piedras más finas, arena y un sustrato orgánico en su parte superior con plantas a una altura donde habitualmente no existe materia orgánica.

Los beneficios son múltiples, la retención hídrica, la regulación de la temperatura interna del edificio y la retención de polvos atmósfericos.

“Existen dos tipos de estructuras posibles, una poco profunda de seis a quince centímetros que puede sostener vegetación de bajo porte y de bajo mantenimiento y otra de mayor profundidad”, explica Héctor Rosatto ingeniero agrónomo y profesor de la Universidad de Buenos Aires.

La primera tiene un peso de 79 a 150 kilos por metro cuadrado y se puede establecer en edificios ya construidos mientras que las de más de quince centímetros cuyo peso supera los 200 kilos solo se pueden disponer en construcciones modernas.

El ingeniero Rosatto junto a su grupo de investigación estudio cual era el nivel de retención de agua en un sustrato armado con una mezcla de turba y tierra orgánica con plantas del tipo sedum que no necesitan ningún tipo de mantenimiento.

“En las lluvias que rondan los 20 a 30 milímetros la retención del agua caída es del orden del 70% hasta el 100%, cuando las precipitaciones pasan los 40 o 50 milímetros los porcentajes caen alrededor de un 60% y ante lluvias intensas de 100 milímetros la retención que obtuvimos fue del 20 a 30 %”, sostiene el investigador.

Si se tiene en cuenta que un milímetro de lluvia caída en una manzana de 100 x 100 representa 10 metros cúbicos de agua, estamos ante un porcentaje grande de retención o de retardo.

El agua retenida en el techo verde se va drenando lentamente hacia el desagüe natural de las terrazas y luego a los desagües pluviales. Por esto Rosatto recomienda instalar tanques intermedios de contención para tratar el agua sobre todo si se van a agregar hormiguicidas o fertilizantes, que no dañe el destino final del desagüe.

Anuncios

Acerca de gabyvizental

Soy periodista científica, dedicada a divulgar temas de salud, ciencia y ambiente en radio y televisión. Además soy locutora nacional y miembro de la Red Argentina de Periodistas Científicos. Actualmente hago las columnas de ambiente en "La Mañana", Radio Continental y soy productora periodística de los micros del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que se emiten por la Televisión Pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s